Un pequeño incidente…

Ayer, en uno de esos juegos entre perros que van subiendo de tono y se convierten en pelea, Perla acabó sufriendo las consecuencias de ser tan bestia… Era cuestión de tiempo que le engancharan esos orejones. Todo acabó en un pequeño punto y un trocito de oreja “esquilado” 😉

Imagen

Lo que yo no sabía es que las orejas de los perros pierden tanta sangre cuando tienen una herida! Palabras literales del veterinario: “Parece que salgas de una carnicería de una película gore” xDDD Pero Perla tan feliz, ojo! Como si aquello no fuera con ella…

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s